Hasta 64 países aún criminalizan los actos sexuales entre personas del mismo sexo pese a los avances legislativos logrados en las últimas décadas, denunció hoy la Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA), que hace un seguimiento periódico de esta cuestión.

La federación con sede en Ginebra recordó hoy que las personas del colectivo LGBTI aún se enfrentan a la pena de muerte por su condición sexual en seis estados que son parte de las Naciones Unidas (Brunéi, Mauritania, Irán, Nigeria, Arabia Saudí y Yemen).

Además, en otros cinco (Afganistán, Emiratos Árabes Unidos, Pakistán, Catar y Somalia) la seguridad para estas personas no está garantizada por las leyes.

ILGA también registra que en 51 países de la ONU todavía existen normas que atentan contra la libertad de expresión en lo relacionado con cuestiones de género y diversidad sexual.

Manifestación contra la transfobia
Una manifestación contra la transfobia, en el Día Internacional del Orgullo LGTBI. EFE/Miguel Toña

En once de estos territorios, estas leyes regulan el tratamiento del tema LGBTI en la educación y en otros 25 se regulan de manera específica los contenidos difundidos por los medios de comunicación.

Las barreras administrativas a las que tienen que hacer frente las personas del colectivo y las organizaciones que defienden sus derechos son muy restrictivas en 55 estados de las Naciones Unidas, según ILGA.

Por otro lado, la asociación reconoce que las terapias de conversión sólo están prohibidas a nivel nacional en once países, mientras que el matrimonio igualitario está reconocido en 33 estados miembros de la ONU y en Taiwán.

Las parejas homosexuales sólo pueden adoptar en una treintena de países

La adopción de niños por parte de parejas homosexuales únicamente es posible en una treintena de países de las Naciones Unidas.

En cuanto al reconocimiento legal de la autodeterminación de género, tan sólo la permiten en todo su territorio 20 estados, mientras que la opción de definirse como género no binario en los documentos oficiales existe en otra veintena de países de la ONU.

ILGA está compuesta por más de 1.800 asociaciones de personas del colectivo LGTBI, provenientes de más de 160 países y territorios de todo el mundo.